¡Toma nota! Atrae más tráfico a tu sitio web desde redes sociales
28 marzo, 2019
Autorizan a Apple Watch para realizar electrocardiogramas
12 abril, 2019

Trabajar por tu cuenta es una modalidad laboral que todos, en algún momento, tendrían que experimentar.

Para los que son más afortunados, inteligentes, atinados, sensibles y aventurados, podrían consolidarse -tal vez-  hasta en proyectos concretos de empresas exitosas.

Quienes no lleguen tan lejos, al menos adquirirán experiencias que les harán ser mejores profesionales a lo largo de su trayectoria laboral.

Estos son los diez principales retos que debes enfrentar si piensas ser freelance en algún momento:

1. Darle proyección a tu trabajo
La actividad profesional puede ser compleja y es importante que para que valga la pena el esfuerzo, busca a tus contactos personales y encuentra los canales de difusión correcto para darle proyección a tu trabajo.

2. Ten un portafolio impecable
Necesitas contar con una carta de presentación y esa es tu portafolio.  Cuida hasta el más mínimo detalle, asegúrate de que siempre esté actualizado y que realmente muestre los mejores ejemplos de tu trabajo.

3. Saber administrar ingresos y gastos
Ser freelance casi siempre significa no tener asegurada una entrada fija de dinero, por ello debes prever tiempos de buena fortuna y épocas de menores ingresos en los que tendrás que administrarte para que el dinero alcance correctamente. No tengas miedo a vivir con austeridad.

4. Optimizar tiempos y plazos
Para aspirar al éxito en el trabajo libre es muy importante que sepas administrar tus tiempos, sobre todo cuando te comprometes a que así suceda. Para lograrlo, puedes establecer una rutina cotidiana en la que siempre haya tiempos efectivos y organizados de trabajo. .

5. Cobrar por tu trabajo
Tienes que saber trabajar y cobrar por ello. No lo hagas gratis, ten disciplina para tabular adecuadamente el costo por los servicios creativos que sabes prestar.

6. Pagar impuestos
Ya no habrá nadie que se encargue de hacer los pagos por ti a menos que le des sus propios honorarios. Ten tu documentación en orden para facturar por tu trabajo correctamente. Paga también tus impuestos en tiempo y forma .

7. Sé confiable
No te olvides de tener una buena actitud y hacer tu labor con atención y dedicación. Con ello garantizas una fortaleza capaz de generar la confianza que necesita tu clientela para.

8. Constancia
La disciplina creativa, previamente mencionada debe ser permanente para que puedas asegurar ofertas de trabajo y la confianza de los clientes.

9. Saber descansar
Puede pensarse que ser freelance  permite descansos frecuentes, pero no. Se necesita de mucha concentración y más actividad que un trabajo convencional.

10. Diviértete
Hay ventajas de ser tu propio jefe:  cuidas  tu tiempo, eliges tus  proyectos y las ganancias  son para ti. Será complicado, pero las recompensas de la independencia laboral podrás apreciarlas tarde o temprano.

Con información de Merca20.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *